Capítulo 03: Dos despedidas y una traición


Durante la tarde del día siguiente, Úrsula por fin se dedicó a contarle a Tali todo lo que había pasado con Jaudín la noche en que volvió Malena al hogar. El día, a pesar de ser invierno, estaba templado; casi todos los chicos habían aprovechado para jugar en el jardín trasero y, por lo tanto, se podía disfrutar de un silencio para nada común dentro de las paredes de Rincón de Luz. O al menos era así hasta que Tali intervino.
¡¿Cómo me vas a decir eso recién ahora?! ¡¿Estás loca o qué?!
¡Callate un poco! ¡Me estás aturdiendo!
¡¿Qué más te dijo?! ¡¿Qué verdades van a salir a la luz?! ¡¿Qué va a pasar con Laura?! ¡¿Qué va a pasar con nosotras?! —preguntaba Tali histérica mientras sacudía a Úrsula de un lado al otro. Finalmente, esta logró soltarse.
¡Nada! Solamente eso, y calmate un poco. No te lo dije hasta ahora porque… no se, me olvidé. Con tantas cosas que pasaron solamente tenía ganas de bailar. No de pensar en Laura.
¿Qué dijeron de Laura? —intervino Mentiritas, ingresando.
¡Nada! ¡Andate que no es momento! —le ordenó Tali.
¡Brujas! —les gritó, y regresó por donde había venido.
—Ahora sí… ¿Bailar? ¡¿Bailar?! ¡Te aviso, bruja desmemoriada, que yo no pienso pisar nunca más en mi vida ese maldito pozo del demonio! ¡Si las brujas mayores se llegan a enojar voy a decir que fue todo tu culpa! ¡¿Me escuchaste?!
—Las brujas mayores no son tontas, Tali; así que mejor que te pongas las pilas con Laura tanto como yo. ¡Y bajá la voz que nos puede escuchar alguien!
¿Quién nos va a escuchar? Todos los tarados están afuera. Nadie va a saber que sos una bruj… —comenzó Tali, pero Úrsula enseguida le cubrió la boca con su mano.
Se oían pasos de alguien bajando la escalera. Afortunadamente no mostraba indicios de haber escuchado una sola palabra de lo que ellas estaban hablando; de hecho, se lo veía muy absorto en sus propios pensamientos.
¿Qué de todo lo que decíamos escuchaste? —preguntó rápidamente Tali a Javier, pero antes de darle a tiempo a responder, formuló una nueva pregunta. —¿A dónde vas con ese bolso tan grande?
Álvaro y Soledad bajaron la escalera tras él.
—Me voy del hogar —anunció Javier.
¿Qué?… ¿Por qué?
—Javier se tiene que ir porque consiguió una propuesta de trabajo en otro lado que puede ayudarlo a avanzar mucho en su carrera —explicó Soledad al ver que Javier no estaba con ánimos para decir nada.
—No puede ser… ¡Chicos! ¡Chicos, vengan! —los llamó Tali corriendo hacia el jardín a toda velocidad. Treinta segundos después, la sala principal contaba con la presencia de todo el hogar, a excepción de María Julia.
¿Por qué te querés ir? ¿Te cansaste de nosotros? —preguntó Mateo.
¿Es porque digo muchas mentiras? —añadió Ezequiel, Mentiritas.
—No, no es por eso —Javier esbozó una sonrisa—. Simplemente es lo mejor para mi carrera. Pero no se pongan así, no me voy de la ciudad. Me voy a otra parte nada más, y voy a venir a visitar a mi amigo y sus chicos todo el tiempo.
—Pero… ¿nos vas a abandonar vos también? —preguntó Laura.
—Javier no los está abandonando, Laura —intervino Soledad—. Él tiene que seguir su camino, y no es acá. Además, como dijo recién, va a venir a visitarlos seguido porque no se va tan lejos y nunca se va a olvidar del tiempo que pasó con ustedes.
¿Te acordás cómo era esta casa antes de que con Tobías la conviertan en lo que es ahora? —recordó Julián—. Parecía la escenografía de una película de terror. Todo esto te lo debemos a vos.
—Y tengo la sensación de que, por lo mucho que la cuidan, voy a tener que hacer un trabajo de decoración el doble de difícil en muy poco tiempo —bromeó Javier. —Los voy a extrañar, ¿saben?
—Más te vale que vengas a visitarnos todas las semanas o vamos a tu lugar de trabajo y te rompemos todos los lápices, ¿entendiste? —bromeó Lucas. Enseguida todos los chicos, a excepción de Amir y Sebastián, abrazaron a Javier; algunos de ellos notando recién ahora lo mucho que lo apreciaban. Después de todo, Javier había sido más que la sombra de Álvaro durante todo este tiempo; Lucas, por ejemplo, no se olvidaba de cuando en otoño Javier lo había ayudado a soportar a María Julia en su peor momento.
Una vez que Javier hubo cruzado la puerta, todos se sorprendieron por el comportamiento de Álvaro. Se había mostrado muy callado y fuerte durante su despedida, pero no bien la puerta se hubo cerrado, cayó sobre los brazos de Soledad con emoción, aunque, al menos por lo que podía verse a la distancia, sin llanto de por medio.
—Qué raro Álvaro así, ¿no? —comentó Lucas a Malena desde la parte superior de la escalera ubicada en la sala principal. El resto de los chicos ya habían ido a otras partes del hogar.
—La verdad que sí… nunca lo había visto así. Y menos con Soledad —observó ella mientras seguía contemplado con asombro el abrazo entre ambos que parecía no terminar nunca.
¿Vos creés que pase algo entre ellos?
—No sé… ¿vos decís? Son muy distintos.
—Sí, Álvaro es un cheto cogotudo, pero no sé… dicen que los opuestos se atraen. Además, no podemos negar que harían una re buena pareja. Serían como nuestros padres.
Álvaro se merece a alguien mucho mejor que Soledad —dijo rápidamente Malena.
¿Qué? ¿Por qué decís eso? Soledad es una genia, en todo caso es ella quien merece a alguien mejor que él.
—Soledad no es tan buena como vos creés, Lucas… parece que tiene la misma costumbre que Mentiritas, pero nadie se da cuenta. Debe ser algo del lugar de donde vienen ellos.
¿Que querés decir con eso? ¿De dónde lo sacaste? No te metas con Soledad.
—Lo digo porque lo sé, Lucas… —Malena suspiró—. Cuando Clarita, la amiga de Soledad, me rescató del bosque, tuve que pasar la noche en el lugar donde Soledad vivía antes, y escuché cosas un poco raras…
¿Cosas como qué?
—No sé si tenga que contártelo…
—Contame, Malena. Te prometo que no voy a decir nada si no querés, pero si es algo sobre Soledad tengo que saberlo. Por el bien de todos.
—Bueno… resulta que Clarita y una chica de allá, Nadia, estaban hablando sobre Soledad y decían algunas cosas raras sobre que casi la delataban frente a mí, con que no iba a parar hasta vengarse…
¿Qué? Tenés que haber escuchado mal —dijo Lucas riendo—. ¿De qué va a vengarse Sole? Si no conocía a nadie hasta que llegó acá.
—No sé… yo pensé lo mismo, pero fijate… es todo muy raro. Apareció de la nada y quería trabajar acá sea como sea. Hasta nos re ayudó sin siquiera conocernos.
—Eso es porque ella es re buena.
—Puede ser, pero también puede ser porque sabía que éramos de este hogar y quería hacer buena letra con nosotros. Yo creo que quiere vengarse de Álvaro… él es conocido en el país, sale en las revistas y eso… capaz le hizo algo y ni siquiera se acuerda.
¿Vos decís? —preguntó Lucas con seriedad. Su cerebro trabajando a mil por hora.
¡Claro! Yo sabía que no podía ser tan bueno algo así… ella no podía querernos y cuidarnos tanto porque sí. Es una falsa, no nos quiere. Hace todo lo que hace para que estemos de su lado y la ayudemos sin darnos cuenta con su venganza. Tenemos que avisarle a los chicos.
—Yo no creo que Soledad sea eso que vos decís, todo esto debe tener una explicación. Aunque de todos modos sí, creo que tenemos que avisarle a los chicos… solo por las dudas. Pero no podemos decirlo así de la nada.
—Bueno… admito que sí, a mí también me cuesta creerlo… pero tenés razón, los chicos tienen que saberlo… con tiempo.
Se quedaron en silencio unos segundos.
—Bueno, me voy… después nos vemos —se despidió Malena, dejando a Lucas solo, sentado sobre el último escalón, observando a Soledad. Todavía seguía abrazada a Álvaro; parecían amantes… le costaba creer que haya en ella algo de maldad, pero mucho más le costaba creer que Malena podría estar mintiendo con algo así. Después de todo, Soledad siempre había tenido comportamientos extraños…

Y desde ese momento, sin saberlo, Lucas le dijo adiós a la Soledad que él creía conocer.

8 comentarios:

  1. Se fue Javier y las cosas con Sole se estan poniendo interesantes

    ResponderEliminar
  2. Me encanto el cap ( no comente antes porque se me olvido, el Domingo pasado lo leí y no comenté :P)
    Más estupido que Lucas no se puede ser!! O_o Como no va a creer a Malena?! Y... como le dijo esas cosas en el anterior cap!! La verdad que Soledad se esta volviendo cada vez más misteriosa... y porfin se la menciono a Nadia, amo el personaje (ya que también estuvo en Chiquititas :D Jaja Bueno saludos!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nadia - Rincón De Luz!3/29/2015 03:53:00 p. m.

      Jaja si es verdad!! Nadia Di Cello (Nadia (1996-1998), María (1999-2001) de Chiquititas!! Aunque en Rincón de Luz tenía como 14... ahora tiene ya 25 o 26 años :O

      Eliminar
    2. Sí, Nadia está enorme (tiene un hijo y todo) y ahora quiere volver a la tele, espero que lo logre.
      A mí también me gusta mucho, igual ya había aparecido a finales de la temporada pasada, hablaba con Malena y todo :) y más adelante vuelve muchas más veces.

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Muy interesante!! Va haber 4 cap?!?! Lo pregunto porque en el Índice de Capítulos (http://busca-laluz.blogspot.com.es/p/indice-de-capitulos.html) solo tienes 3
    (Capítulo 01: Un nuevo día
    Capítulo 02: La bienvenida
    Capítulo 03: Dos despedidas y una traición)
    ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Acabo de subirlo. Lo que pasa es que voy agregando los capítulos según los voy subiendo, no sé por qué antes había dejado escritos los primeros tres. Pero sí, todavía quedan muchos.

      Eliminar

¿Qué es "Buscá la luz"?


"Buscá la luz" es una historia llena de magia, amistad, amor, y solidaridad.

En ella tanto adultos como chicos aprenden a lidiar juntos con los problemas diarios y terminan por entender que el secreto para una mejor vida se esconde en el niño que cada uno de ellos lleva dentro.

Basada en la exitosa telenovela "Rincón de Luz", una idea original de Cris Morena.

Escrito por Fundador

Twitter

Soñamos juntos con:



Soñamos juntos con:


PLL Arg

Ediciones Frutilla

Una nueva aventura comienza

Letra por letra

Seamos aliados



Seamos aliados


Busca la Luz