Capítulo 12: Algo de luz



Cuando una noticia es muy impactante, la misma suele divulgarse entre unos y otros a velocidades sorprendentes. Todos en Rincón de Luz ya sabían que Coco era en realidad Malena, la sobrina de la mejor amiga de María Julia, Trinidad. Casi al mismo tiempo, todos en la familia Caride, los vecinos (Sebastián, Lucía, y su padre), estaban debatiendo las cuestiones legales que Álvaro se vería obligado a atravesar. Y tan solo una hora más tarde, Lucas le había confirmado a Soledad la verdadera identidad de esa persona a la cual quería tanto.
No fue ninguna sorpresa para ella
, pues ya tenía sospechas sobre el comportamiento de Coco, pero nunca hubiera pensado que su mentira se debía a estar escapando de alguien tan cercano a la familia Del Solar. Debido a que ella también tenía ciertos asuntos oscuros con esa familia, sintió compasión por Malena, y decidió ir al hogar a hacer algo al respecto. Se había enterado de que María Julia había encerrado a Malena y le había negado las visitas para evitar que pueda escaparse.
El timbre no paraba de sonar cuando María Julia, irritada por las últimas noticias, abría la puerta esperando la llegada de Trinidad, a quien había llamado telefónicamente y ahora esperaba para que pueda recuperar a su sobrina.
—¡Ya va, Trinidad! ¡Ya va! ¡No te desesperes que Malena está encerrada, no va a volver a escaparse! —gritaba María Julia al otro lado de la puerta mientras la abría. —Vos no sos Trinidad.
—Soy Soledad. Vine a ver a Malena.
—¿Soledad? ¿La antigua celadora que fue expulsada de este hogar?
—Eh… bueno, más o menos.
—¡Ja! Ni lo sueñe, váyase por donde vino. —María Julia contuvo las ganas de agradecerle su engaño; ya que de no haber sido por eso, jamás hubiera llegado a ser directora.
—Por favor, es importante. Necesito hablar con Malena —insistió.
—¿Qué parte no entendió? ¡Váyase si no quiere que llame a la policía!
—¡Sole! —Mentiritas estaba bajando las escaleras, la vio y corrió a abrazarla.
—¡Ezequiel, suelte a esa mujer ya mismo y vuelva a sus labores domésticas!
—¿Labores domésticas? ¡¿Qué les hace a los pobres chicos?!
—¡Usted no se meta! No tiene nada que hacer acá. Retírese de inmediato.
—¡Disculpe, pero yo sin hablar con Malena no me voy! —le dijo Soledad, e ingresó corriendo, subiendo las escaleras a toda velocidad, casi escapando, mientras Mentiritas intentaba retener a María Julia.
En el pasillo, mientras abría todas las puertas intentando dar con la que estaba cerrada bajo llave, ya que no sabía exactamente en qué cuarto estaba Malena, se topó con Carola y Julián en el apuro.
Ambos estaban tomados de la mano, a punto de besarse. —¡Soledad! ¡Volviste! —exclamaron al verla.
—¡Qué juntitos que andan ustedes! No volví, estoy apurada. ¿Dónde está Malena?
—Es esa puerta de ahí —le indicó Julián, señalando con su dedo, y luego agregó—: ¿Necesitás que hagamos algo?
—¡Sí! ¡Distraigan a la directora todo el tiempo que puedan, necesito hablar con Malena! —le contestó Soledad mientras seguía corriendo.
Malena, llorando encerrada en un cuarto oscuro y frío, creyó oír una inconfundible voz desde el pasillo. Se acercó a la puerta cerrada y desde allí lo confirmó. —¿Sole? ¿Soledad? ¿Sos vos? —preguntó, recuperando un poco la voz.
—¡Malena! ¡Sí, soy yo!
—Perdón por haberte mentido con lo de Coco, es que yo tenía que esconderme, y no era seguro si…
—No te preocupes, Male —la interrumpió Soledad—. Lucas ya me explicó todo y te entiendo, lo mejor era que lo sepa la menor cantidad de gente posible.
—¿Qué hacés acá? ¿Álvaro te dejó volver?
—No… vine porque me enteré de lo que pasó. Escuchame, Malena; yo no voy a dejar que tu tía venga y te lleve, me imagino que habrás tenido un muy buen motivo para escaparte y armar toda esta mentira, y por eso te apoyo.
—Gracias, Sole; pero es imposible. María Julia es la mejor amiga; ya la llamó y en cualquier momento va a venir a por mí. No hay nada que pueda hacerse.
—Confiá en mí. De alguna manera vamos a salir de esta. Te lo prometo.
—Está bien, si vos decís… —respondió Malena no muy confiada.
—Escuchame, Malena. No tenemos mucho tiempo, en cualquier momento caen Álvaro o María Julia y me echan, necesito que ahora me prometas vos una cosa, ¿puede ser?
—Te escucho…
—Necesito que seas fuerte, que resistas. Pensá que todos nosotros estamos con vos de corazón, no vamos a parar hasta pensar una forma de que tu tía te deje volver, y que tarde o temprano vamos a volver las dos a Rincón de Luz. Y acordate: siempre que llovió…
—…paró —concluyó Malena, nuevamente con lágrimas.
De repente se escuchó un grito agudo muy fuerte. —¡SOLE, VOLVISTE! ¡Chicos, volvió Sole! —anunció Mateo al resto de sus compañeros, desde la puerta de su cuarto. Instantes después, todos ellos, a excepción de Tali, estaban llenando a Soledad de abrazos y muestras de afecto; y detrás de ellos, se apareció María Julia con Mentiritas.
—¡¿Qué significa esto?! ¡Aléjense ya mismo de esa intrusa y vuelvan a hacer sus labores domésticas! —les ordenó con un grito autoritario.
—¡Nosotros no nos vamos a ninguna parte hasta que no deje a Malena en paz! —se rebeló Lucas.
—¡Eso! ¡No se la pueden llevar con la tía! ¡Esa señora es re mala! —agregó Carola.
—¿Dónde está Tali? —preguntó Soledad, un poco fuera de tema.
Entonces, con sus pasos robóticos y su mirada perdida, siempre sin parpadear, Tali se aproximó al resto de los chicos y, fingiendo conmoción, se sumó a su protesta. —Malena que vuelva Tali injusta.
—¿Qué dice? ¿Y a esta qué le pasa? —susurró Laura.
—¡Se van ya mismo de acá! ¡AHORA! —insitió María Julia, pero los chicos no movieron un solo músculo: con Soledad a su lado sintieron que había llegado el momento de rebelarse, de decir “basta”; que los obliguen a limpiar y los torturen era una cosa, pero que quieran entregar a su amiga Malena al poder de la persona de la cual ella había escapado era algo mucho más grave.
Al ver que ellos no tenían pensado ceder ni por un segundo, María Julia se preocupó por primera vez: si fracasaba como directora en tan poco tiempo, su vida iba a ser todavía más terrible de lo que había sido cuando trabajaba con Diana. O mejor dicho, cuando trabajaba para Diana.
—Chicos, háganle caso a la directora… —dijo con calma Soledad, para sorpresa de todos.
—Pero, Sole… ¡Nos hace la vida imposible! —se quejó Lucas.
—Ya lo sé, pero por ahora les pido que le hagan caso. Déjenme que yo me encargue de ustedes y de Malena; aunque no esté acá yo sé que de alguna manera lo voy a solucionar.
—Pero… —insistieron.
—Por favor, por mí…
—Está bien —cedió Lucas finalmente, en nombre de todos—. Vamos a seguir con lo que estábamos haciendo, pero esto no termina acá —le dijo a María Julia, y todos se retiraron, dejando a Soledad y a la nueva directora a solas.
—Bueno… eso fue muy noble de su parte, gracias —le dijo María Julia, algo nerviosa, luego de un silencio incómodo.
—Solamente hice lo que creí que era lo mejor para ellos —le contestó fríamente Soledad.
—Álvaro me insistió mucho en que consiga una celadora para los chicos, y bueno, la verdad que viendo lo bien que los maneja… me acaba de salvar de una situación que podría haber pasado a mayores.
—¿Me está ofreciendo el cargo?
—Le estoy ofreciendo un período de prueba. Si es así con los chicos siempre, definitivamente la quiero aquí, trabajando para mí. —María Julia hizo especial énfasis en el “para mí”—. ¿Qué le parece?
—Me parece bien. Acepto —dijo Soledad con una fingida indiferencia.
—Excelente. La espero mañana a primera hora.

Malena, escuchando desde el otro lado de la puerta, se alegró de que Soledad haya podido volver al hogar. Con ella cerca iba a ser más fácil todo; y entonces, entre tanta oscuridad, pudo ver por fin algo de luz en su camino.

1 comentario:

  1. Otro magnifico capitulo, y lo mejor, Sole volvera al hogar :)

    ResponderEliminar

¿Qué es "Buscá la luz"?


"Buscá la luz" es una historia llena de magia, amistad, amor, y solidaridad.

En ella tanto adultos como chicos aprenden a lidiar juntos con los problemas diarios y terminan por entender que el secreto para una mejor vida se esconde en el niño que cada uno de ellos lleva dentro.

Basada en la exitosa telenovela "Rincón de Luz", una idea original de Cris Morena.

Escrito por Fundador

Twitter

Soñamos juntos con:



Soñamos juntos con:


PLL Arg

Ediciones Frutilla

Una nueva aventura comienza

Letra por letra

Seamos aliados



Seamos aliados


Busca la Luz